EnglishFrenchSpanish

Recién graduado

Tal vez algunos de ustedes siempre se imaginaron tener un empleo ejemplar, una casa de dos pisos y un auto último modelo, o simplemente escucharon a sus padres decirles que “!estudie, saca buenas calificaciones para conseguir un buen empleo!” como si viniéramos al mundo con un manual y con solo leerlo podríamos lograr lo que fuera.

Soy de las personas que me mantengo trabajando desde los doce años, siempre he sabido lo que quería, pero después de graduarme, incluso mucho antes, tenía una presión enorme sobre ¿qué voy a hacer después de graduarme? Aún teniendo un negocio (salón de belleza) en un local comercial, con una excelente clientela, la gente me preguntaba, ¿qué vas hacer después de graduarte? Duré meses sin dormir pensando en aquella pregunta, cada día se apoderaba más de mí, me consumía, porque para algunos yo era la jefa de mi propio negocio, pero para otros sólo era una simple salonera.

Me puse a pensar, y dije, “debería hacer todo lo posible, seguir haciendo lo que estoy haciendo y concentrarme exclusivamente en el espíritu empresarial, o mandar todo a la basura sin pensar en las consecuencias, buscar un trabajo de tiempo completo que me diera una sensación de estabilidad como la gente normal para satisfacer la presión del público”. Cuatro meses después de dejar la universidad luego de haber concluido mis estudios para la licenciatura, entregué el local, y me fui a trabajar en una constructora de tiempo completo, también empecé con mis estudios de maestría. Durante tres meses, me convencía de que eso era lo que yo quería; no dejaba de vender ropa interior y productos de belleza para el cabello, también secaba a algunos clientes en mis horas libres, incluso lo hacía en la oficina, arreglaba a mi compañera y a mi jefa. Por fin, estaba haciendo lo que la sociedad esperaba de mí, trabajar en una oficina de nueve a seis, y ya para mí era la vida.

Estaba muy bien todo, pero otra vez sentía que no estaba en mi lugar, y mis clientes empezaron a llamar para decirme que yo estoy loca por dejar mi negocio para convertirme en oficinista, hasta mi compañera me decía, “Sergeline, por tu talento no deberías estar aquí” regresa a poner tu salón, eres una excelente estilista. Y fue allí, que escribí mi carta de renuncia desde la primera quincena para entregarla, porque ya había aprendido la lección, y era momento de avanzar con mis proyectos.

Decidí contarte mi historia porque estoy segura de que al igual que yo, muchos han vivido esa presión, y han dejado sus sueños, sus negocios para ir en búsqueda de lo que ya tienen en casa. Sé lo que se siente, porque lo viví en carne y huesos, pero quiero que sepas que la gente siempre va a hablar, siempre va a querer medirte por sus limitaciones, por sus carencias, es tu responsabilidad defender con uñas y dientes tus sueños frente a quienes sean.

Además de la parte de lo que la gente espera de ti, hay lo que tú mismo piensas al terminar tu carrera, hay un síndrome que llamo el SPP “Síndrome Profesional Pródigo” es esta parte donde el egresado cree, después de obtener el título, llegará al mercado como el hijo que se fue y regresó en medio de un festín con una mesa llena para tomar lo que quiera. Pero, lamento decepcionarte, no es así, y nunca lo será al menos que tengas un tío, padrino o un familiar que te haya dejado un empleo en el gobierno o alguna empresa privada. Cuando yo estaba en la segundaria buscaba trabajo, me decían, termina el bachillerato, porque el puesto era para quienes terminaron, cuando ya por fin había terminado, el puesto era para quienes tengan una licenciatura, cuando ya la tengo, aún me faltaba una maestría, pero por fin cuando ya tengo la maestría, me dicen que no tenían dinero para pagarme porque mi curriculum era muy pesado, que el sueldo es para alguien menos preparado. No te quiero asustar, simplemente quiero que sepas como es el mundo, y que no importa lo que hagas, hazlo por ti primero, no para conseguir un empleo. Hay una muy buena película que se llama “Recién Graduada” te recomiendo que la veas, te ayudará a ver el mundo con más luces.

Lo que sea que te proponga, lucha por él, día y noche, solamente no te deje contagiar por la fiebre del emprededurismo. No existe el éxito de la noche a la mañana, todo es un proceso, siempre debes enfocarte en tu OBEJTIVO, trazar metas, ellas te permitirán lograr tu sueño y de paso sin darte cuenta lograrás tu Objetivo.

Es probable que hayas leído acerca de emprendedores que lanzaron sus negocios contra viento y marea, aquellos que empezaron desde cero en lugar de buscar la seguridad de un trabajo como yo lo hice al terminar con mi licenciatura, y tuvieron éxito sin botar ni una lagrimas, y tu quieres ser el próximo ahora. Cuídate de esas historias engañosas, si estás emprendiendo y encuentras dificultades, es porque estas en el buen camino, te aconsejo de no mandar todo a la basura, mejor busca a un profesional para ayudarte y caminar contigo en esta aventura. No vayas a poner un negocio sin saber nada en el área, ni lo pongas antes de sentir que estás listo y es lo que realmente quieres, no te midas por los fracasos ajenos, no tiene que ser igual, ni pasarte lo mismo que le pase a otros.
Sé que por la pandemia muchos están reexaminando sus perspectivas desde diferentes puntos de vistas, es posible que te estés preguntando si deberías convertir tus habilidades en un negocio, o tal vez seas una de las personas que se vieron afectadas por el recorte forzado de personal debido a la recesión del coronavirus y te sientes obligado a tomar una decisión rápida entre abrir un negocio en tu casa, hazlo, muchas veces lo que necesitamos es un empujón para empezar con esta proyecto que tiene siglo en el cajón de tu habitación, cualquier decisión es la correcta, recuérdalo; es la suma de los intentos fallidos que llamamos experiencias, así que adelante para tener la tuya propia, no estás sólo, me tienes a mí para guiarte, sólo debes escribirme para solicitar mi ayuda y lo haré con mucho gusto.

Como empresaria, he trabajo con muchas personas, he visto y he probado lo que puede llevarte al éxito y lo que no, hoy en día es más fácil empezar un negocio, gracias a los profesionales que se dedican a acompañar a los emprendedores como yo, y la tecnología que hace que conseguir clientes sea más fácil y accesibles. Toma tu tiempo para analizar tu idea para descubrir su nivel de factibilidad, luego de comprobar que si es factible debes tomar acción, haz como si empezar tu negocio fuera tu única opción, tu única salida, tu única forma de sobrevivir, busca la conexión que existe entre el dueño del negocio y la idea, conéctate con tu idea diseñando un buen plan para tu nuevo negocio. Es necesario tener un mentor para acompañarte y enseñarte los pasos a seguir para llegar donde tanto anhelas estar con tu negocio.

 

Si estás interesado en adquirir destrezas personales y profesionales  para ser un buen líder o emprendedor en  Graphein Empowerment desarrollamos programas especializados con metodología experiencial, impartidos por coachers y profesores que te ayudarán a desarrollar tu potencial y a convertirte en ese líder exitoso que siempre has deseado SER.

Sólo debes registrarte solicitando la información, es 100%Gratis.

 

Hasta la próxima, queridos amig@s.

 

Compártelo este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0

Servicio de Coaching

Completa el siguiente formulario con tus datos y el entrenamiento que quieres comenzar para llevar tu vida a otro nivel
Formulario Coaching